Español(Spanish Formal International)English (United Kingdom)
Home
Región Mixteca
PDF
Print
E-mail
There are no translations available.

La Mixteca Oaxaqueña es una de las ocho regiones de Oaxaca, ubicada al norte de ese estado mexicano. Los mixtecos formaron una de las civilizaciones más brillantes de Mesoamérica, sobrevivieron a la conquista española y fomentaron una impresionante tradición sincrética mixteco-europea que perdura hasta la fecha.

La Región de a Mixteca oaxaqueña, colinda con los estado Puebla y Guerrero, con la Region de la Cañada al este, al sureste con Los Valles Centrales y al sur con la Sierra Sur. En Oaxaca, la Mixteca ocupa 189 municipios de los distritos de Silacayoapan, Huajuapan, Santiago Juxtlahuaca, Coixtlahuaca, Nochixtlán, Teposcolula, Tlaxiaco, Putla y Jamiltepec y 14 municipios más, que pertenecen ocho a distritos de Cuicatlán, dos a los de Zaachila, uno a Sola de Vega, dos a Etla y uno a Juquila.

Huajuapan es la ciudad más poblada, seguida de Tlaxiaco. Estas dos ciudades, son las que encabezan el movimiento por la recuperación de su legado, dentro de todo el contexto oaxaqueño. También tiene diferentes jarabes uno de ellos es el jarabe mixteco.

Demografía

En los nueve distritos que se consideran mixtecos: Silacayoapan, Huajuapan, Coixtlahuaca, Tejupan, Juxtlahuaca, Teposcolula, Jamiltepec, Nochixtlán, Tlaxiaco y Putla habitan 556,256 individuos mayores de cinco años, de los cuales 227,680 hablan mixteco, según el censo de 1990. A nivel nacional, se registraron cinco variantes de la lengua mixteca con un total de 386,874 hablantes de mixteco.

Lengua

Las lenguas indígenas que se hablan en la Mixteca, además del mixteco, son el triqui, el amuzgo, el chocho, el nahua y el ixcateco; en zonas colindantes: el popoloca, al norte; el nahua y el mazateco, al noreste; el cuicateco y el zapoteco, al este; el chatino al sureste, y el tlapaneco al oeste. Según Jiménez Moreno, el mixteco pertenece al grupo macro otomangue, subgrupo otomangue, rama mixteco-popoloca, familia amuzgo-mixtecana y está emparentado con los idiomas cuicateco, triqui y amuzgo, y un poco más alejado del popoloca, el ixcateco, el chocho y el mazateco. Existen, asimismo, siete complejos dialectales del mixteco: el de La Mixteca Baja, el de Coatzospan-Cuyamecalco, el de la Costa, el de Guerrero, el de Yanhuitlán-Cuilapan, el de Teposcolula-Tilantongo y el de Tlaxiaco-Achiutla. Según Margarita Nolasco, esta lengua pertenece a la familia mixteca del tronco zavizaa y del grupo otomangue, junto con el cuicateco, el triqui, el amuzgo y el tacuate. Según ella, las lenguas chocho-popoloca, ixcateca y mazateca forman parte del mismo grupo y tronco, aunque forman una familia distinta a la que denomina mazateco-popoloca. De la población mayor de cinco años que habla mixteco, para 1990 19.7% son monolingües, en tanto que el resto no está especificado

Artesanías

La Mixteca se caracteriza por una diversificada producción artesanal. Se manufacturan pozahuancos, jícaras, máscaras, jarciería, textiles en algodón y lana como: servilletas, cobijas, huipiles, morrales, ceñidores, refajos, bordados, camisas, cotones, rebozos y enredos de lana, cestería de carrizo y de palma, muebles, velas, cerámica de diversos barros para distintos fines, talabartería, cohetes, cuchillos, herrería, metates, escobas y sombreros finos de palma procedente del Istmo y el resto de palma criolla recolectada en la región. Las prendas textiles y la alfarería son artesanías que las mujeres hacen en sus tiempos libres. Los hombres se dedican a la jarciería, la herrería, la carpintería, la cuchillería o la talabartería. El trabajo artesanal se realiza en el ámbito doméstico. Los niños comienzan a aprenderlo cerca de los seis años. Por su importancia en la economía regional, el trabajo artesanal de la palma merece una referencia especial. Se fabrican sombreros, petates, tenates, monederos, juguetes, escobas, bolsos de mano, etcétera. Para este trabajo ha habido apoyos gubernamentales para conseguir crédito y se ha fundado un fideicomiso. De todas la lenguas maternas que se hablan en las diferentes regiones del estado de oaxaca, en cada comunidad es diferente, simplemente llegan a tener un parecido en la pronunciación, pero nunca son iguales, a veces se logra comprender lo mínimo pero no se entiende por completo, la lengua de un pueblo con otro.

Organización Social

La familia mixteca es básicamente nuclear, con apego patrilineal, aunque existen excepciones cuando se trata de familiares cercanos, huérfanos o en desgracia. Sin embargo, el patrón migratorio ha influido en la reagrupación familiar, pues los hombres pasan largos períodos fuera de la casa. La autoridad municipal se ejerce durante un año solamente. Los cargos judiciales son los de síndico y alcaldes, que se desempeñan además como Ministerio Público y jueces respectivamente. A nivel agrario existen comisariados ejidales y/o de bienes comunales. Los pequeños propietarios tienen autonomía dentro de sus predios. El Consejo de Ancianos tiene importancia en algunos pueblos, aunque en otros prácticamente ha desaparecido. Los cargos escalafonarios además de los municipales son de tipo religioso: mayordomos, rezadores, sacristanes y presidente de la iglesia. En la costa aún se conservan las cofradías, en algunos lugares.

 

Historia

Época Prehispánica

Periodo Preclásico.

Hacia 5,000 ANE, grupos de cazadores-recolectores habitaban ya en la Baja y la Alta Mixteca. Esta etapa de la historia del pueblo mixteco corresponde con la Fase Cruz en la Mixteca Alta, las fases Pre-Ñudée y Ñudée en la Mixteca Baja y la fase Charco en la Costa, que se encontraron básicamente en una etapa formativa, dado que aún no contaban con grandes núcleos poblacionales.

Periodo Clásico.

En el periodo clásico, la influencia cultural teotihuacana se hace sentir en toda la región. El Clásico, es sinónimo de urbanismo y del Estado político en Mesoamérica. Los cuatro centros más importantes y representativos de la “revolución urbana” en la Mixteca fueron Yucuita, Monte Negro, Cerro Jazmín (Yanhuitlán) y Huamelulpan.

Más tarde, alrededor de 300 ANE, encontramos la época urbana bien establecida en sitios como Yucuñudahui, Cerro de la Virgen y El Tambor (ambos en Tlaxiaco), Yucudzahui (Huamelulpan), Tixa y Yucunindee (ambos en Teposcolula), Cerro Nata y Río Poblano (ambos en Coixtlahuaca) y Cerro de las Minas (Huajuapan). La Mixteca se caracteriza por un patrón de cerca de dos docenas de ciudades de tamaño mediano, todas limitadas a una población de no más de 12,000 habitantes.

Periodo Posclásico

El apogeo y la culminación de la cultura mixteca prehispánica tuvieron lugar entre 950 y 1520. Entre los elementos más importantes de la cultura mixteca son: la organización política; el sistema de estratificación en tres grandes clases sociales: reyes (yya tnuhu o yya toniñe), nobles (tay toho) y gente común (tay ñuu o tay yucu, incluidos terrazgueros o tay situndayu). Se desarrolló la escritura plasmada en hermosos códices, objetos y monumentos; la ciencia astronómica y los calendarios; un arte delicado plasmado en pintura, cerámica, concha en miniatura y orfebrería. Los mixtecos se distinguieron por ser unos de los mejores artistas del horizonte Posclásico ya que son reconocidos como grandes orfebres por sus creaciones que incluyen una amplia gama de joyas: collares, anillos, pulseras, protectores de uñas, orejeras, narigueras, mangos de abanicos y pectorales, así como también, los trabajos con incrustación de turquesas; sobresalen las joyas encontradas en la "Tumba # 7". Estas joyas muestran la delicadeza y maestría con la que los mixtecos llegaron a trabajar el oro. También contaban con una notable tecnología agrícola, que incluye la ampliación y uso del gran sistema de terrazas coo-yuu; un patrón económico de mercados regionales, abastecido por un comercio de mayores distancias, pues a partir del Posclásico, los mixtecos tuvieron contactos más amplio con otros pueblos de la región oaxaqueña, incluso a pesar de las diferencias lingüísticas y étnicas. Es especial el caso de las relaciones entre mixtecos y zapotecos, ya demostrada desde épocas anteriores, pero ahora más intensa. Estas relaciones no eran solamente resultado de su vecindad en la misma región, tenían propósitos económicos y políticos. Y este progreso da como resultado, uno de los asentamientos más grandes de la Mixteca y una de las ciudades mayores de Mesoamérica: Coixtlahuaca.

Los mixtecos alcanzaron su mayor desarrollo cultural durante la primera mitad del Posclásico, cuando Ocho Venado unificó un importante número de ciudades-Estado en la región. Durante su reinado en Tilantongo, Ocho Venado logró conquistar alrededor de cien señoríos mixtecos. Además, estableció una importante red de alianzas por medio de sus matrimonios. La unión del pueblo mixteco no perduró por mucho tiempo, y se disolvió a la muerte del señor de Tilantongo y Tututepec puso fin al único período de unidad política en la historia prehispánica de la región.

A la llegada de los españoles, una parte importante de la Mixteca se encontraba bajo dominio de los mexicas, y los mixtecos habían establecido algunas alianzas militares con los zapotecos, que les permitieron resistir como un pueblo independiente en los confines de sus respectivos territorios, como es el caso de Guiengola, una fortaleza donde los mexicas fueron definitivamente derrotados por una coalición de zapotecos y mixtecos.

 

Época Colonial

En lugar de una confrontación violenta prolongada (como en otras partes de México) durante las primeras décadas de la Colonia, se dio una adaptación mutua entre dos culturas. De este gran convenio mixteco-europeo existen elocuentes ejemplos:

  • • La coexistencia de los idiomas mixteco y español en la región.
  • • La persistencia de mercados y tecnología agrícola (como las plantas prehispánicas o el sistema de terrrazascoo-yuu), así como de indumentaria e implementos indígenas, combinados con elementos europeos introducidos en toda la región.
  • • El sistema político-administrativo introducido por los españoles pero adaptado a costumbres locales, como los consejos indígenas tradicionales.
  • • En los grandes edificios religiosos se expresaron costumbres y creencias españolas y mixtecas a la vez, tal es el caso de los conventos y templos de Yanhuitlán, Teposcolula o Coixtlahuaca.
  • • La adaptación del patrón español de planeación urbana a los pueblos y ciudades prehispánicos, como se refleja en las recientes excavaciones en Yucundaa, y en pueblos y ciudades de la región como Teposcolula, Tlaxiaco o Coixtlahuaca, en la Mixteca Alta; San Pedro y San Pablo Tequixtepec, Santiago Huazolotitlán, Silacayoapan o Tecomaxtlahuaca, en la Mixteca Baja; Tututepec, Jamiltepec o Jicayan, en la Mixteca de la Costa.

 

Cuando los españoles llegaron a territorio mixteco, observaron que estas tierras y el clima eran apropiados para la crianza de animales domésticos y para el cultivo de plantas de procedencia europea. Entre lo más importante, trajeron a la mixteca los ganados caprino y ovino, y el trigo, legumbres, nueces y frutos; además, lograron una importante producción de cochinilla y seda.

Para la década de 1550, al cultivo de maíz, frijol y calabaza, se había agregado la siembra de trigo. La renovación agrícola y ganadera, trajo importante crecimiento económico que en casi nada elevó la forma de vida de los mixtecos.

En el sistema colonial, continuaron los estilos tradicionales de producción, comercialización y entrega de tributo, aunque éstos con marcadas modificaciones. La actividad económica fue acrecentada y controlada eficientemente por los españoles, quienes siempre cuidaban los intereses de la Corona, la iglesia y los operadores particulares. La productividad mixteca fue explotada por administradores españoles, encomenderos, comerciantes y clérigos, éstos últimos encargados de adiestrar a los mixtecos en el uso de la nueva tecnología española.

Ellos también promovieron la formación de cajas de comunidad, que eran cofres grandes donde los pueblos guardaban bajo tres llaves el dinero colectivo. Este dinero tenía como fin la satisfacción de las necesidades de los templos católicos.

Las empresas comunales más famosas fueron la cría del ganado menor, el cultivo de trigo y la sericultura (Cría del gusano de seda), siendo esta última, de gran interés para los mixtecos. Después de alimentar al gusano, era separado de su capullo donde posteriormente las mujeres lo transformaban en telas finas como el raso, el terciopelo y la misma seda. Durante 1540 a 1580, la seda proporcionó a las comunidades mixtecas cuantiosos ingresos con los que pudieron construir sus templos, adornarlos con hermosos retablos, celebrar las fiestas de sus Santos y sostener hospitales.

A fines del siglo XVI, las comunidades indígenas buscaron nuevas respuestas a sus problemas. Trataron de dar otros usos a sus tierras para no perderlas y buscaron una actividad que no requiriera de mucha mano de obra: pensaron que la cría de ganado menor sería la solución. Los chivos y ovejas no necesitaban mucha mano de obra, y sus productos se vendían muy bien en Puebla, Antequera y México. Los pueblos mixtecos, solicitaron varias mercedes reales para la cría de este tipo de ganado y a pesar que esta actividad se había convertido en una solución rentable, la gran cantidad de ganado, causó la grave y profunda erosión de los suelos de la Mixteca, erosión que subsiste hasta hoy. La población de origen español se acentuaba principalmente en la ciudad de Oaxaca, aunque el segundo sitio de importancia era Huajuapan; ahí vivían 300 familias de origen español.

 

Independencia

Durante la etapa de iniciación, en la mixteca no hubo prácticamente ningún movimiento, pero durante la etapa de organización, con las campañas de Morelos, aumentó la participación de esta región. Mientras Morelos preparaba su plan para avanzar sobre Oaxaca, en la Mixteca destaca el caso de Valerio Trujano, quien se levantó en armas y puso algunas derrotas a los realistas. Posteriormente entró en conversaciones con Morelos, quien le ordenó unirse a Miguel Bravo con el objetivo de tomar Oaxaca. Sin embrago, la tarea era difícil, había que pasar por la Mixteca. En este largo camino, las tropas comandadas por Trujano escenificaron uno de los momentos clave en la lucha de la independencia. El suceso tuvo lugar en Huajuapan, donde su ejército soportó el sitio que las tropas realistas les impusieron, desde principios del mes de abril hasta principios del mes de julio de 1812. Gracias al auxilio que recibieron, las tropas de Trujano salieron victoriosas de resistir el sitio más largo de la Independencia con 111 días, el sitio de Huajuapan. Sin embargo Trujano muere a fines de ese año, pero sus acciones de guerra en la Mixteca, sirvieron a las tropas encabezadas por Morelos pudieran tomar Oaxaca. Después de la publicación del plan de iguala, en Huajuapan el Gral. Antonio de León, se sumó a este plan, por ende, uniendo a la Mixteca.

 

Primeros pasos de la Nación Mexicana

 

Durante el imperio de Iturbide, los mixtecos manifestaron su inconformidad, mostrándose por ejemplo cuando se hizo prisionero al intendente de Oaxaca, encabezando esta toma por De León nuevamente, llegando incluso a ser gobernador en 1842.

En la Constitución de Oaxaca de 1825, se dividió al estado en ocho departamentos y tres de ellos correspondían a La Mixteca. Al triunfo de los liberales, la región renació económica y socialmente. Se fundaron escuelas, se reabrieron minas, se mejoraron caminos, etcétera, medidas todas encaminadas a “civilizar” a los “atrasados” mixtecos. De 1843 a 1857, existieron varias rebeliones mixtecas por malestares causados por las reformas liberales.

En el gobierno de Benito Juárez de 1847, llevó al levantamiento de una carta geográfica de Oaxaca, quedando ya ubicada la mixteca.

En 1843 se abrió una escuela de Estudios Preparatorios en Tlaxiaco, dependiente del Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, dando una mayor oferta educativa a los mixtecos. La Mixteca volvería a parecer en el escenario, durante las incursiones francesas, durante el breve imperio de Maximiliano.

En el verano del 1863, una incursión de franceses y mexicanos partidarios cayó sobre Huajuapan y Tlaxiaco, estableciendo un cerco militar en la zona. Para poder tomar el valle de Etla, el general Francés Aquiles Bazaine, hizo que se mejoraran los caminos de la Mixteca, para permitir el paso de cañones. Porfirio Díaz haría lo posible para liberar a la región, en 1866 amargaba a los franceses con victorias en Huajuapan y Tlaxiaco.

 

Porfiriato

Cuando este caudillo se levantó en armas con el plan de la noria en 1871, los mixtecos le apoyaron decididamente, en especial en el distrito de Silacayoapan. Lo mismo ocurrió en 1876, cuando se publicó el plan de Tuxtepec. Este apoyo sería recompensado, pues “el progreso” y sus modas llegaron a las poblaciones más grandes de la región, como es el caso de Huajuapan y Nochixtlan. De esta manera, durante este periodo se consolidó la principal actividad de los mixtecos, el comercio. Tal es asi, que las oficinas del banco Oriental de México estableció oficinas en la región.

 

Revolución Mexicana

La participación de los mixtecos en la Revolución, bajó la bandera antirreeleccionista, no tiene mayor peso; sin embargo, cuando surgió el zapatismo, adquirió rápidamente simpatizantes. Los cambios significativos en la mixteca, se iniciaron con la aplicación de los programas revolucionarios: muchos pueblos lograron el reconocimiento de sus bienes comunales; en el campo de la educación se introdujo la escuela rural.

 

México Contemporáneo

En la mixteca se iniciaron la composición de sus caminos, y se inició un esplendor cultural nuevamente con la llegada de nuevos artistas.

José López Alavés. En 1917 compuso "La Canción Mixteca". En un humilde cuarto de la Casa del Estudiante de la Plaza del Carmen; sin duda alguna, la más popular, tanto nacional como internacionalmente. Esta canción triunfó en el Primer Concurso de Canciones Mexicanas, organizado por el periódico El Universal en el año de 1918.

Pero en sí, en esta época surge el bailable que identificara a la región, en un plano Internacional y Nacional: el Jarabe Mixteco. Fue terminado en 1922, misma fecha en que se empezó a bailar en forma ocasional, pero no fue sino hasta 1929 en que se bailó en palacio de bellas artes, y en 1934 se bailó en lo que se llamó el “Homenaje Racial” (hoy Guelaguetza).

Por su parte Don Antonio Martínez Corro, era estudiante de música, conoció y ensambló El Jarabe inicial, El Palomo, Chandee, Oaxacado, Toro y el jarabe final, para crear lo que él llamó “Jarabe Mixteco”, así mismo diseñó el vestuario que comprende la manta, el bordado, huaraches, sombrero, las trenzas en el cabello de las mujeres, listones, rebozos, collares de colores y el gabán.

En la actualidad, se libra una lucha por mantener los valores vigentes y por recuperar los que se ha ido perdiendo; cuentan con el apoyo del gobierno para trabajar en el desarrollo de la región, incorporando a los programas formas de organización tradicionales.

Los mixtecos han emigrado a los Estados Unidos, para reivindicar sus derechos laborales, civiles y humanos; sin embargo, éstos no trascienden la frontera. Han destacado ciertas organizaciones de migrantes mixtecos que trabajan como jornaleros agrícolas y comerciantes ambulantes en Baja California Norte.

Aunque la mixteca cuenta con un desarrollo cultural enorme, es actualmente la región más marginada del estado.

La UTM (Universidad Tecnológica de la Mixteca) inició operaciones en febrero de 1990, pero no fue hasta el 22 de febrero de 1991 cuando fue formalmente inaugurada, contando con la presencia del Presidente de México Carlos Salinas de Gortari, el Presidente de Costa Rica Rafael Ángel Calderón Fournier, el Gobernador de Oaxaca Heladio Ramírez López y el Secretario de Educación Pública, Manuel Bartlett Díaz. Es hoy en día, la mayor institución universitaria de la región.


Actualmente se habla de una diáspora de este pueblo. La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indios (CDI) de México calculaba que en 1995 habitan alrededor de 720 mil miembros de la etnia mixteca en el país, aunque no todos dominan la lengua nativa (criterio que en los censos mexicanos se emplea para medir las poblaciones étnicas). A ellos hay que agregar una importante cantidad --sobre la que no existen demasiados datos-- de mixtecos que han salido del país hacia los Estados Unidos. En la actualidad, hay importantes comunidades de mixtecos en la Ciudad de México, Sonora y Baja California, sitios que se encuentran a cientos o miles de kilómetros del territorio étnico tradicional

Referencias: Arellanes Meixueiro, Anselmo; De la Cruz Pérez Victor, López Jiménez Emilio. «Lección 6». Historia y Geografía de Oaxaca (Primera edición). Oaxaca de Juárez: Carteles. pp. 32 a 33.

Turismo

La Mixteca Oaxaqueña tiene maravillosos paisajes donde la naturaleza ha pintado de colores verdes, ocres y rojos, su agreste territorio para enmarcar bellamente la extraordinaria variedad de cactáceas. Déjate envolver en la tranquilidad que encontrarás en estas bellezas naturales, como son la Laguna Encantada de Tecomaxtlahuaca o con la belleza de sus cascadas de Santiago Apoala, las peñas y el cañón que acompañan al río que atraviesa la región.

Es una tierra fascinante, en donde sus arraigadas costumbres y sus tradiciones te enseñan el valor de nuestras raíces. Encontrarás en sus ferias, el colorido artesanal del barro de su tierra, asistir a las comidas en su fiestas patronales es una invitación a degustar su rica gastronomía, como el caldo de caderas, la exquisita barbacoa de borrego o el delicioso pozole mixteco, así como escuchar y por qué no, ejercitar el cuerpo bailando al ritmo de su hermosa música de banda, y admira el peregrinar de sus mujeres en rebozo para rezarle al santo patrono, donde la semilla del evangelio dio fruto levantando a su paso los más majestuosos conventos y templos dominicos, cuyo testimonio monumental, nos recuerdan la grandeza de nuestra cultura.

Déjate envolver por la historia que te puede brindar, tomar la Ruta de los Dominicos en donde conocerás la arquitectura virreynal por medio de ciento diez magnificas parroquias, templos y conventos dominicos construidos en forma escalonada a lo largo del Camino Real, en el itinerario de la Ciudad de México a Guatemala.

En todo este "rosario" de templos y conventos destacan en la Mixteca el de Santo Domingo Yanhuitlán que se localiza a 70 km. de la ciudad de Oaxaca, por la supercarretera 190, su nombre significa en Nahualt "Tierra Nueva". Se conoce que sus arquitectos provenían de Escorial, España. Arquitectónicamente, es el más importante de todos los templos de Oaxaca, es de estilo barroco, con dos capillas de gran belleza: la del Rosario y la de Santo Domingo. En el coro, destaca el órgano tubular decorado con entrelazos y elementos vegetales dorados.

Situado a 27 km. de Yanhuitlán, se encuentra Teposcoloula que está integrado por una capilla abierta, el templo y la casa conventual o claustro. La capilla abierta o de indios es el máximo orgullo de Teposcolula, por su construcción con reminiscencias góticas y renacentistas.

A 33 km. de Teposcolula, sobre un valle se encuentra San Juan Bautista Coixtlahuaca, su construcción está basada en el arte "tequitqui" llamado así, por la obra escultórica ejecutada por los indígenas en dos dimensiones: superficies planas y bordes cortantes, pero todavía no familiarizados con la obra europea tridimensional. Su capilla abierta está dedicada a San Juan Bautista, es la obra cumbre, dentro de este singular fenómeno que fueron las capillas abiertas en México; es uno de los ejemplos más sofisticados de bóveda de piedra tallada del nuevo mundo.

Te invitamos a recorrer estas hermosas construcciones que hablan de su historia y sus tradiciones, déjate envolver por el pasado y vive una nueva experiencia de conocer Oaxaca.

 

Cómo llegar

AUTOMÓVIL
Se llega partiendo al poniente desde la ciudad de Oaxaca, por la Autopista Cuacnopalan-Oaxaca (70 km.) o por la Carretera Federal No. 190 (98 km.) hasta la población de Nochixtlán, lugar donde empieza la Mixteca de Lázaro Cárdenas. Tiempo aproximado: 1 hora.

 

 

 

Telefonos de emergencia Consulados y Representaciones
facebook Oaxaca travel twitter Oaxaca travel
pinterest Oaxaca travel
Instagram Oaxaca travel
Google +